14.1.09

Ya ganaste

Me siento un cliché de autoayuda por lo que estoy a punto de tipear, pero qué corno interesa: acabo de aprender una lección más de mi hija.

Sala de espera del pediatra, equipada con simpáticos juegos de madera para los enanos (im)pacientes. Una nena encara hacia el juego que quería Maite, y le gana de mano. Maite espera 1 segundo y medio, y propone: "Juguemos, es tu turno. Ya ganaste. Ahora me toca a mí."

O sea: tomá lo que querés, rajá y dejame jugar. Vos te quedarás con la gloria pero yo con el juguete, a ver quién se divierte más.

Medítalo, pequeño saltamontes.

1 comentario:

Pablo dijo...

Es una alternativa sabia a la de llegar tarde pero lamer el juguete del enemigo.