7.10.07

Lado B: Che Guevara

Retomando la costumbre de postear los Lados B, algo que está escrito hace ya bastante tiempo pero que esta semana se hace más "candente"...

- Para matar al enemigo a distancia pueden apuntar a la cabeza o al torso. No pierdan tiempo con la cabeza, que es un blanco más chico y se mueve todo el tiempo, y menos si el enemigo tiene casco. En el torso tienen para elegir: corazón, pulmones, hígado, bazo, intestinos, estómago, tráquea, vejiga. Apunten alto y al centro, que es lo que más rinde. Si le dan bien al corazón el tipo se queda seco, no llega ni a terminar el paso. Los pulmones tardan un poco más pero también sirven, y como sangran mucho impresionan a los compañeros del herido. Las tripas son más lentas, pueden pasar horas desangrándose a grito vivo, yo he visto a soldados que hasta terminar de morirse aguantaron un día o más. Si el tipo tiene suerte y llega a ver a un médico, va a terminar paralítico o va a cagar en una bolsa de plástico el resto de su vida. Si lo que quieren es tomar prisioneros apunten a la altura del muslo o de las rodillas. Un buen tiro en la pierna, uno que pegue en el hueso o en alguna arteria, vale por dos: como el soldado queda herido y no puede caminar, no falta el compañero pelotudo que lo cargue a hombros o lo arrastre: dos blancos seguros. A esos me los rematan a pistola. Y que no se les olvide: enemigo que tiene la cabeza colocada sobre los hombros, enemigo que lo rematan: a balazos, a machetazos, a patadas, pero no quiero saber que alguno de ustedes terminó reventado porque algún herido se quiso hacer el héroe. Y tampoco quiero enterarme de que tuvieron problemas con el fusil: el fusil es la novia de todos ustedes, y yo soy el padre de la novia que los va a recagar a patadas si tratan mal a la nena. Lo limpian todas las noches, no dejan que se les moje, no lo tiran al piso, no lo usan de bastón, no le hacen nada extraño. Si ven a algún compañero caído le sacan las balas, agarran el rifle y recién entonces le toman el pulso, nada de hacerse los médicos o de ir cargando gente por la selva: mejor que los heridos disparen hasta el último segundo y se carguen a los más que puedan antes de hacerse matar, porque acá un balazo es una infección y una infección es la muerte así que la van a pasar mejor remachados a balazos Y al que se tire al piso al primer tiro y pida por su madre voy yo mismo y lo mato a golpes, cobardes de mierda que no merecen ni la bala que ya tienen en las tripas. Porque ustedes se creen que yo soy un tipo simpático con acento argentino que da discursos en La Habana, se creen que les voy a contar historias divertidas de cuando andaba en moto o algún cuentito del abuelo Marx y de la vez que nos emborrachamos con Fidel, pero no se confundan: yo soy el hijo de puta que les va a volar el culo a tiros si no hacen lo que les digo, y no lo voy a pensar ni dos ni una ni media vez. ¿Les quedó claro?

2 comentarios:

franco de los santos dijo...

Acabo de descubrir el apartadito con el párrafo de Yupanqui sobre los mensajes. Me reí mucho.
El viejo, un capo.

Conrado dijo...

Estás al horno Toledo. No difames al Che con tus inventos...Viva la Revolución!!! Hasta la victoria siempre!!! "La escuela para aprender, y el arma, para el traidor"...