1.10.07

Espacios vacíos

Esa es la traducción del nombre de la banda que estoy escuchando en este momento: Tinariwen. Tinariwen son, para empezar, unos músicos del carajo, pero a eso le suman ciertas circunstancias inusuales.

Los tipos son nómades Tuareg, pueblo que es igualmente abofeteado en Nigeria y en Mali (de donde son los Tinariwen) y que pelea por su independencia. De hecho, los Tinariwen se armaron en un campo rebelde armado por Khadafi allá en 1980, o sea que no se andan exactamente con chiquitas.

Los tipos son la primer banda Tuareg en usar guitarras eléctricas, y grabaron quién sabe cuántos casettes hasta que llegaron a tener un CD en 2000 y estallaron - tanto que en el último festival de Montreux Santana los llevó a tocar con él, y son mencionados por muchos músicos como "banda de culto". Yo tengo dos de los tres CDs que grabaron: Amassakoul (de 2004) y Aman Iman/Water is life (principios de 2007).

¿El truco? Tinariwen funde la música Tuareg con un sonido de guitarras eléctricas hendrixeanas, una mezcla que da un efecto único de "blues antes del blues": son las raíces de todo el rock moderno, leídas desde el rock moderno por gente que se salteó los pasos intermedios. Es música hipnótica, conmovedora, emotiva y emocionalmente transparente: cantan casi todos los temas en Tamasheq (el idioma de los Tuareg), con muy pocas cosas en un francés bastante irreconocible, pero transmiten exactamente esa sensación de desierto, lugares vacíos y gente sufrida que, así y todo, celebra.

Winton Marsalis definió al blues como "está todo mal pero va a estar bien": Tinariwen son una versión muy profunda de eso. Es música que transporta en el sentido más pleno de la palabra.

Ah, y hay un pulso que tienen en muchos de sus temas que juro y recontrajuro que es el famoso ritmo de la chacarera (el "papito papá" que hace que los públicos aplaudan a contratiempo en los recitales). O sea que Peteco Carabajal viene a ser como un Tuareg santiagueño o algo así.

11 comentarios:

Petero Carabajal dijo...

Con todo respeto:
Leí su entrada sobre el diario deportivo Olé y creo que usted está en todo su derecho de criticar lo que allí vea de racista, machista, etc. Igualmente, me parece que usted hace lo mismo (discrimina) al tratar de “humanoide” al periodista. Incluso recurre a una retórica similar y, como él, hasta intenta ser gracioso. Mal camino. Esto último, sobre todo, es lo que me da la pauta de que usted no sólo pierde toda razón siendo así de intolerante, sino que, en realidad, al hablar igual que él, es bastante parecido a quien critica. O peor, porque por lo menos el periodista les deja un lugar (tolera) a las futbolistas derrotadas (las manda a lavar platos). Y usted ni siquiera eso: manda al periodista al muere.

Pablo Toledo dijo...

Estimado Petero,
- Por si no se nota, la retórica de la entrada es una respuesta en espejo al "chiste" de Olé. Y en todo caso peor sería tomárselo en serio, porque directamente habría que ir al INADI.

- Como aclaré en la segunda parte del post, critico en base a una "obra" del periodista. Eso no es intolerancia, es juzgar hechos. Lo único que faltaba es que al descaro de publicar y firmar eso haya que agregarle la impunidad de que no se la pueda criticar.

- Yo digo, repito y sostengo que ese periodista es un imbécil que no debería estar en los medios, ni él ni ninguno de los imbéciles como él, y le doy tanta o más responsabilidad a sus editores y secretarios de redacción y a todos los que, de él para arriba y de él para abajo, hacen que sea posible un pasquín inmundo que publica ese tipo de barrabasadas. Y no lo digo porque yo sea intolerante o porque discrimine: los intolerantes que discriminan SON ELLOS, y un medio de comunicación, al darles espacio, lleva su discurso a otra gente. Justamente lo que no hay que hacer. No ejecutemos a los pederastas en la horca, pero tampoco los hagamos maestros de jardín de infantes.

- Le doy un lugar: debería estar en su casa lavando los platos, o en una oficina haciendo balances, o en un taller mecánico rectificando motores, o en cualquier lado menos en una redacción.

- La tolerancia es un falso valor, o por lo menos en su definición: ¿decir que las mujeres se vayan a lavarlos latos es ser tolerante? Dejémonos de joder...

Petero Carabajal dijo...

Sr. Pablo:
- Si, claro que le da su lugar, sobre todo cuando lo llama "humanoide".
- Lo de la retorica no iba, obviamente, por la bobada de reproducir un texto "similar" para el hockey masculino: iba para todo su texto, que no solo intenta ser humoristico sino que logra ser absolutamente reaccionario. Por que no se hace cargo de haber llamado "humanoide" a un periodista xenofobo?
- La "tolerancia" es un valor peor que el "amor", logico. Como es peor la "habilidad" con respecto a la "verdad" (valores muy valiosos en areas como el derecho, por ejemplo). Pero esa tolerancia que es peor (infinitamente peor) que el amor es tambien infinitamente mejor que la intolerancia que usted promueve al decir "humanoide" a un tipo al que solo conoce por una nota publicada en un diario deportivo?????!!!!!????!!!?
En fin...

PeteRo Carabajal dijo...

PD:
xCito: "los intolerantes que discriminan SON ELLOS".
Si para usted hay un ELLOS tan intenso yo no me animaria a ponerlo en un panel de "tolerantes".

Pablo Toledo dijo...

Me hago cargo, y nunca le esquivé el bulto, a haber llamado humanoide a un periodista xenófobo, y también de no tener tolerancia a los intolerantes. Me parece repudiable, y mi comentario no hace ni más ni menos que eso: repudiarlo. Un acto "intolerante" sería ponerle una bomba a la redacción, romperle los dedos de las manos, amenazarlo de muerte. Yo me conformo con llamarlo "humanoide" y escribir 20 líneas acerca de lo imbécil que me parece ese tipo y lo que escribe.

Y lo digo sin empacho: una persona que escribe y pone su firma en algo así puede ser el mayor cerebro que jamás se haya dedicado al periodismo deportivo, pero por ese sólo acto para mí queda total y absolutamente descalificado. Hay cosas que, simplemente, no se hacen.

Ahora, Petero, si llevamos la corrección política al punto de no poder repudiar en términos enérgicos porque "sus motivos tendrá para haberlo dicho, y es sólo0 una afirmación en una larga y prestigiosa carrera de glorias periodísticas", llamame "reaccionario" pero yo te llamo "pusilánime". Tu "panel de tolerantes", en el que nadie opina nada sobre nadie, no interesa.

Justamente, en nuestro país hay una ley que prohíbe la propagación y difusióin de discursos discrmiinatorios: ¿vos te anotarías entre los que defienden la libertad de Biondini de gritar en el Parque Rivadavia que hay que quemar a todos los judíos en una hoguera? ¿Decir que los que están de acuerdo y les dan espacio de difusión son una caterva de humanoides es, según tus términos, un acto de intolerancia de mi parte hacia pobres almas del señor?

Dejémonos de joder y llamemos a las cosas por su nombre. Este tipo es un humanoide, los que opinan como él son unos energúmenos y los que se rieron de su "chiste" son unos imbéciles redomados. Y ya.

Carlitos dijo...

Che Pablo, me parece a mí o este señor que escribe acá es un troll grande como el desierto del Maghreb?

Gracias por el dato de esta banda Tuareg. Es un pueblo milenario e interesantísimo, el tuareg, así que le voy a pegar una ojeada (orejeada?) a estos señores.

Pablo Toledo dijo...

Carlitos, sabía que este dato te iba a interesar(si no era que ya lo habías escuchado).

Otra cosa con la que me estoy volando la peluca por estos días es la música asturiana (influencia de Xandru, asturiano hasta los tuétanos): se viene un post sobre Llan de Cubel, pedazo de banda con unos músicos de aquellos y esa cosa que nos gusta tanto de la música antiquísima en la que pasan cosas que si las hace King Crimson les dicen "progresivas".

Y sí, por el tamaño y la especie estamos tratando con un auténtico Uruk-Hai cyberentrenado.

Petero Carabajal dijo...

Mhhhh… puede que usted tenga razón, Pablo (aunque lo de “troll” y “Huruk-Hai cyberentrenado” no lo entendí: ¿su secta me deja afuera?). Hay que ser más enérgico, sí. Igual, siempre que pienso en estas cosas se me ocurre que es como el ojo por ojo diente por diente. Como ELLOS son intolerantes entonces NOSOTROS somos intolerantes con ELLOS. Así, donde antes había un intolerante ahora hay dos. Qué se yo… Al final es como usted dice en su primera entrada: hay que perder la fe en la raza humana. Y le digo, yo desde hace tiempo que vengo pensando en esto, no se crea, y de a poco me voy convenciendo de que, efectivamente, así como el perro no está preparado para el lenguaje articulado, el hombre tampoco está preparado para cosas como el perdón. Tenemos una vaga idea, sí, y hasta podemos formular un “sí, te perdono”, pero siempre hay algo que se escapa, ¿no? Y le digo la verdad, si tengo que elegir entre dejar pasar el “chiste” del periodista de Olé, ser enérgico (como usted), o matarlo: cualquier cosa menos lo suyo. Creo que llevar las cosas a un extremo siempre es más productivo. Es más, la verdad que si esas muertas perdieron 11 a 0 tienen que ir a lavar los platos y dejarse de joder.

chili soup dijo...

Sí, gracias por el dato de la banda. Muy buena!!!

Entretanto dijo...

En todo caso, estimado petero, tendría el "humanoide" que pedir perdón para luego evaluar si se lo concede. ¿Acaso ha expresado su arrepentimiento en alguno de sus posteriores escritos?

Anónimo dijo...

no se, entretanto, supongo que el perdon se da, no se pide.