4.6.07

Last train to Monrovia

Ahora que el cretino de Macri sacó un 45% y que el balottage es un trámite, es el momento justo para hacer las valijas, buscar un municipio amigo y rajarse a la mierda. Lejano Buenos Aires qué lindo que has de estar, pero los idiotas que te habitan eligieron a la peor de las lacras.

Prepárense para 4 años de esta escena que acabo de ver en TV: Ricardo Rouvier, analista político de los Macramés, repitiendo 4 veces por minuto las palabras "administración", "gerente de la ciudad" y la perla de las perlas, "esto significa un claro fracaso del progresismo". Che, cabeza de termo, ¿no es que las ideologías políticas no eran PRO? ¿No pueden esperar siquiera hasta el 24 de junio para que se les caigan las caretas?

Aunque, como dice Matías, la opción ahora es entre malo y peor: lo que hicieron Fernández y sus boys para enroñar la campaña hacia el final fue tristísimo, le tiraron votos en las faldas a Macri por arañar un inútil segundo lugar que no les va a servir de nada. Macri necesita un mísero 5% para quedar adentro, y más del 5% de la gente, ante el dilema de entregarse al crápula de Macri y entregarse a los infames que le tiran de los hilos a Filmus, van a regalarle la ciudad al ejército de pasantes de la UCA y de la UADE que por fin llegarán a conocer las virtudes del trabajo por estatuto para el gobierno de la ciudad.

Lo único bueno de todo esto es que se les van a acabar las excusas en cuanto demuestren su incapacidad de comprender siquiera la primer letra de "cosa pública". ¿Qué van a hacer ahora, comprar el pase del ministro de transporte de la comuna parisina en 10 milones de euros como si armara la delantera de Boca? Lo más divertido es que en los boca de urna de la mañana Macri ganaba por mucho mejor margen, a lo que un encuestador mandó la obviedad "los que votan a Macri van temprano": claro, huevón, es que van temprano para llegar al country a tiempo de hacer el asado.

Y pensar que a mí me tocó votar en mi viejo barrio de Caballito (di el cambio de domicilio hace 2 años, pero aparentemente siguen usando los padrones de la elección de Illia), a 50 minutos de bondi, y que me olvidé el DNI así que fui al pedo (y que después me dio un ataque de civismo culposo -típico de hijo de una idishe mame- y me fui a último segundo con la lengua afuera
para votar a las 5:57 de la tarde).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jua!... no hay cosa mas divertida que un bolche asustado. :-)

Vaya, m'ijo, bùsquese un "municipio amigo" y tòmeselas. Le sugiero Lanùs.

Moe dijo...

Es muy triste, pero los candidatos que había no daba para mucho mas, veremos q onda el ballottage.
Eso si tene cuidado a q municipio te vas por q en el conurbano hay gente que es mas detestable, aunq parezca imposible.

Entretanto dijo...

Lo que asusta es el imperativo, anónimo [«bùsquese un "municipio amigo" y tòmeselas»]. ¿Y si no qué?