29.5.07

Livin' la vida cuerda

Hace unos años, la mejor fiesta que organicé fue un 31 de diciembre después de medianoche. Mis viejos estaban de viaje y con mi hermano convocamos a amigos, conocidos, amigos de conocidos y todas las personas que pudieran entrar en la casa con la condición de que trajeran una botella de algo. No había visto antes a la mitad de la gente que vino, la casa se llenó de gente, el último se fue al mediodía del día siguiente y a la tarde llenamos con mi hermano un baúl de R12 break con las botellas vacías. Y no se rompió nada de la casa.

O un año antes, que para mi cumpleaños conseguimos un equipo de sonido pro y armamos en el fondo de casa el segundo (y último) recital de Los Jóvenes Aprendices (la banda en la que tocaba con Txurlo y Poison un repertorio de Zeppelin, Floyd, Beatles, canciones nuestras y algunas cosas inclasificables) para 50 personas. Los vecinos tocaron el timbre amenazando con llamar a la policía y todo.

El viernes pasado hicimos una fiesta con manteles, torta y posters de los Backyardigans, bebés corriendo por todas partes, un enchastre símil Sarajevo, canciones de María Elena Walsh y muchos parientes. El éxito fue soplar la vela cuatro veces, cantar el feliz cumpleaños y ver a la carita más hermosa del mundo abriendo los regalos.

Qué bueno haberlo hecho, qué bueno hacerlo. Y ya lo dijo Drexler: No entiendo cómo podía vivir antes (tampoco estaba pasándolo mal antes).

4 comentarios:

entretanto dijo...

No estaría mal una foto de la cumpleañera. Muy bueno el blog, vendré seguido y te espero en el mío cuando quieras. Un abrazo y saludame a tus chicas.

Anónimo dijo...

Coincido. Queremos foto y más novedades de la cumpleañera.
Beso,
Fer

Carlitos dijo...

Feliz primer añito (¿o segundo?) para la señorita! Mazel tov!

Pablo Toledo dijo...

Fue el segundo añito. La cámara digital se nos mancó una semana antes del evento y sacamos fotos con el viejo y querido rollo, pero apenas tenga imágenes prometo postear una.