13.10.06

No digan que no están avisados

A la Argentina las series de televisión yanquis llegan tarde y por cable, si es que llegan. Además, las series nuevas acá prenden tarde porque no tienen el megamarketing que tienen en Estados Unidos: estrenan la última temporada de los Sopranos y apenas si hay un cartelito en la calle, y para las pocas series nuevas que llegan en sus primeras temporadas el apoyo publicitario es casi nulo. Eso explica que Lost, por ejemplo, acá recién llegue a "la opinión pública" al final de la segunda temporada.

Pero hay una serie nueva que recién va por el tercer capítulo y ya perfila como la revelación, por lo menos, del año. Se llama Heroes, y la rompe (conseguible en Internet, más o menos por todas partes).

La premisa es poco original: mutaciones genéticas aleatorias que hacen que unas pocas personas tengan superpoderes. De X-Men para acá, se ha hecho mil veces. Lo interesante es que estos tipos (una mujer que tiene un doppelganger en los espejos, una adolescente indestructible, un japonés geek que maneja el espacio-tiempo, un neoyorquino conflictuado y su hermano político que vuelan, un pintor que dibuja el futuro, un policía que lee la mente) aparecen cuando comienzan a descubrir sus poderes, y un mes antes de un desastre que va a destruir al mundo. Está también el hijo del genetista loco hindú (que también es genetista, hindú y medio loco) que investiga estas mutaciones, y no podía faltar el grupo secreto maligno que los quiere reventar a todos (los mismos que se cargaron a genetista loco hindú senior) y un asesino serial que parece que también tiene poderes.

Los actores son los típicos que hicieron personajes medio secundarios en mil programas y películas (el novio destroy de Rory Gilmore en Gilmore Girls, la profesora de gimnasia que va a juicio en Legally Blonde, etc.), y están más que dignos, aunque el premio se lo lleva el japonés (que habla muy mal inglés, y tiene la mitad de las escenas en Tokyo y en japonés). La dirección y la música tienden a cargar un poco las tintas en la épica sci-fi, a mitad de camino entre Batman de Tim Burton y Matrix, pero no exceden.

Pero lo mejor es cómo se cuenta la historia: la trama es muy compleja y se va desarrollando en líneas paralelas con cuentagotas, los interrogantes se presentan muy estratégicamente, los mutantes se van conectando de maneras muy sutiles. El placer está en ver formas muy inteligentes de narrar, de presentar suspenso, de manejar mil historias a la vez sin que se caiga ninguna y sin ser obvio.

Sin subtítulos ya se consigue, que yo sepa no hay canales que tengan planeado lanzarla acá. Pero no digan que no están avisados.

2 comentarios:

Carlitos dijo...

A ver, la serie se llama Heroes... ¿estás seguro que no la pasan ya por Canal 9 como "ERRE A DOS, la batalla final"?

Pablo Toledo dijo...

Acá la dan como "Erreway - el regreso de los adolescentes recargados": en vez de Luciana Lopilato está Ali Larter, que tiene más facha de reventada y aparte hace de webcamgirl...